Los expertos creen que los ciberataques hacia este tipo de dispositivos electrónicos irá a más en un futuro

Las previsiones apuntan a que en 2016 se llegará a más de 6.400 millones de aparatos

Depende del foco. Del prisma con el que se mire. La innovación y posibilidades que promete la era del «Internet de las Cosas», en la que los objetos electrónicos comunes mutan en nuevas formas gracias a su conectividad, tiene su doble cara. Su cara menos amable. Una «siniestra» en términos de seguridad informática y que anticipa, si no se remedia, un mundo totalmente «hackeable».

El poder de la segmentación al servicio del comercial

Trabajar con una visión integral de los clientes, segmentarles y analizar bien cada una de sus necesidades se ha convertido en una estrategia fundamental a la hora de cumplir y conseguir objetivos comerciales

Equipos comerciales mega productivos

Una buena forma de optimizar la productividad de los equipos comerciales es facilitarles el trabajo al máximo para que no tengan que preocuparse de la tecnología. La idea es dotar a nuestros equipos comerciales de una única plataforma de ventas desde la que puedan hacer su trabajo...

El uso de "wearables" para realizar pagos en Internet, el empleo de la biometría como nuevo mecanismo de seguridad, la generalización de las compras a través del móvil y la creciente utilización de las redes sociales para adquirir productos, figuran entre las tendencias que paysafecard vislumbra para este año.

Los consumidores se inclinan cada vez más por los medios de pago online, y todo indica para 2016 es que este tipo de soluciones tendrán cada vez más relevancia. paysafecard, empresa de soluciones prepago a través de Internet, identifica estas cinco tendencias que se impondrán a lo largo de 2016:

Desde el dia 12 de enero, la compañía ya no ofrece actualizaciones de seguridad para Windows 8 ni servicios de soporte al sistema operativo. Los usuarios de Windows 8.1 que quieran seguir contando con los servicios de soporte de la compañía deberán actualizar sus sistemas a la nueva versión de la plataforma.

A Windows 8, el proyecto de escasa repercusión que lanzó Microsoft en 2012, le ha sido retirado el soporte que ofrecía la compañía, poniendo en un serio dilema a los 48 millones de usuarios que todavía utilizan el SO de tres años de vida: actualizar la plataforma, o sufrir el riesgo de ser hackeados.

En 2016 los ciberdelincuentes centrarán su atención en las vulnerabilidades de las aplicaciones de pago a través de dispositivos móviles.

El malware se transforma a una velocidad a la que tanto las empresas como las firmas de seguridad tienen dificultades para adaptarse.

2016 promete en muchos campos y tecnologías. Uno de ellos, el de la movilidad. Porque las mejoras en el wifi previstas por distintos analistas abren un nuevo campo de posibilidades para los trabajadores móviles. Sin ir más lejos, BYOD será uno de los entornos más beneficiados, pero hay mucho más...

La solución de gestión empresarial de Microsoft para pymes. Microsoft Dynamics NAV 2016 ofrece nuevas y destacadas funcionalidades en movilidad, conocimiento de negocio y servicios en la nube, así como una mayor interoperabilidad con Microsoft Azure, Microsoft Dynamics CRM y Office 365.

- El primer síntoma es la ausencia de comunicación e intercambio de información interdepartamental.

- La descentralización o mejor dicho, la masificación de sistemas, provoca el caos entre los usuarios.

Una de las herramientas imprescindibles de toda empresa, y sobre todo de aquellas pequeñas y medianas es el ERP. En muchas ocasiones, éstas no saben si es el momento adecuado para implementarlo.

“Ahora es el momento de hacer inversión en tecnología”. Son palabras, pronunciadas en la presentación del estudio “Radiografía de la Pyme 2015”, en la que se recogen las impresiones de las pymes de este país, un estudio elaborado en el que se trata de testar la situación real de las pequeñas y medianas empresas, así como sus planes de futuro.

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, presidió el acto de firma del Código de Buenas Prácticas Mercantiles en la Contratación Alimentaria, que ha sido suscrito por las Organizaciones Profesionales Agrarias ASAJA, COAG y UPA; Cooperativas Agro-alimentarias de España, la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) y la Asociación Española de Distribuidores de Autoservicio y Supermercados (ASEDAS).

HP presenta a la prensa su Tableta Elite X2, una tableta dirigida al mercado empresarial y que efectivamente es una tablet, a la que se le incorporan prestaciones de un portátil y no como sucedía hasta hace poco: un portátil al que se le incorporaban prestaciones de tableta.

Dispositivos como las Google Glass o los Apple Watch son cada vez más comunes. Algunas empresas consideran que son distracciones innecesarias y han llegado a prohibir el uso de los llamados dispositivos “wearables” en horario laboral. Otras están optando por adoptar estas tecnologías y ponerlas a disposición de sus empleados para aprovechar las ventajas que puedan ofrecerles.

Los wearables suponen un salto adelante respecto a los actuales dispositivos móviles en cuanto a facilidad de uso y reducción de tiempo empleado para ello.

Revisar un smartphone requiere una secuencia de movimientos que repetimos decenas e incluso centenares de veces cada día: desbloquear el dispositivo, abrir la aplicación deseada, acceder a los datos.

Los dispositivos “ponibles” o usables reemplazan estos pasos por “microgestos” que simplifican y reducen el tiempo de acceso a las aplicaciones. Algunos, simplemente monitorizan nuestros movimientos sin necesidad de que haya una acción voluntaria por parte del usuario.

Chris Brauer, del Institute of Management Studies, Goldsmiths, Universidad de Londres, que ha llevado a cabo un estudio sobre wearables en el trabajo, asegura que, dada esta facilidad e inmediatez de uso, “La tecnología wearable es, sin duda, la tendencia más novedosa desde las tablet, por lo que es natural que los empleados y las empresas se vean abocados a utilizar estos dispositivos en el lugar de trabajo”.

Reticencias y beneficios

Su empleo en el marco laboral, sin embargo, genera reticencias tanto entre trabajadores como empresas.

En caso de que los dispositivos sean propiedad de los empleados y los utilicen en horario de trabajo, las compañías temen poner en riesgo su seguridad digital y que sus datos queden expuestos públicamente.

En caso contrario, cuando las organizaciones imponen su uso a los trabajadores, estos desconfían de dar gran cantidad de información que hasta ahora no era accesible para las corporaciones, a menudo de tipo personal o biométrico.

A pesar de ello, ya hay numerosas experiencias en diversas industrias que apuntan los beneficios de la incorporación de los wearables.

Por ejemplo, en el sector de la logística y el almacenaje, existen dispositivos que, colocados en la muñeca de los reponedores, hacen seguimiento de las mercancías que colocan, calculan el tiempo empleado en la tarea y cuantifican los movimientos precisos necesarios para llevarla a cabo.

En los sectores militar, deportivo e industrial, los dispositivos “ponibles” se utilizan como herramienta de seguridad laboral, ya que pueden monitorizar la actividad de los profesionales y alertar de posibles accidentes.

En Estados Unidos, los sensores en los cascos de los jugadores de la Liga de Fútbol Americano miden la fuerza de los impactos recibidos y reducen el riesgo de lesiones traumáticas a largo plazo.

Otra tendencia que se está extendiendo es la utilización de dispositivos portátiles para hacer seguimiento de la salud de los empleados en el marco de los programas corporativos de bienestar y salud.

Los datos recogidos, en algunos casos, están ligados a las pólizas de los seguros de salud u otros programas de incentivos para reducir los costes sanitarios.

Aumento de la productividad

El estudio anteriormente mencionado​ dirigido por el profesor Brauer de Goldsmiths-Universidad de Londres, afirma que la productividad de las personas que utilizan la tecnología wearable en el lugar de trabajo aumenta un 8,5% y sus niveles de satisfacción laboral crecen un 3,5%.

Además, el estudio asegura que las reticencias de los trabajadores al uso de esta tecnología se diluirán rápidamente, ya que están acostumbradas al empleo habitual de smartphones, tablets y otros dispositivos que en su momento desafiaron su derecho a la intimidad.

Por parte de las organizaciones, las dudas a la implantación de dispositivos como smartglasses, muñequeras, smartwatches o incluso implantes subcutáneos se aclararán ante la promesa de aumentar la eficiencia mediante datos a los que no se puede acceder de otra manera.

Suscríbase a nuestros boletines y reciba las noticias sobre nuestros productos y promociones.
Términos y Condiciones